Página Principal Acerca de Nosotros Galería de Imágenes Ubicación Dr. Prof. Enzo Ángel Longo Salvador Dra. Esperanza Sandez de Longo Ronquido Bloqueo Nasal Dra. Natalia Longo Depilación Definitiva Sol Pleno Peelings Peelings Químicos Peeling Mecánico Peelings Combinados Electrolifting Facial con Radiofrecuencia Presoterapia – Drenaje Linfático Termoterapia Electroestimulación Muscular Hidrolipoclasia Ultrasónica Mesoterapia Dra. María Belén Longo A cerca del Consultorio Odontológico Contactenos
Consultorios Integrados Doctores Longo
  • Contacto

Mientras que el roncador duerme sin trastorno alguno, el que lo oye no puede dormir, y desarrolla una serie de síntomas anormales que “solo afectan al no afectado”, solo se quejan los que no roncan. Hasta hace poco el concepto ideas de este tipo constituían el concepto general del ronquido, o sea una molestia, quizás un problema social, pero no un problema medico. Hoy después de estudios realizados en este campo sabemos que el ronquido intenso conlleva anormalidades fisiológicas importantes. Estudios muestran que el ronquido además de sus consecuencias sociales obvias, es un problema importante de salud. Se calcula que por lo menos el 10% de los adultos roncan con intensidad suficiente para ser oídos en la habitación vecina. Además en ambos sexos la frecuencia del ronquido aumenta con la edad, en varones después de los 20 años y en mujeres después de los 40 años. Hay datos epidemiológicos en los en los que se aprecia que el ronquido aumenta de intensidad con el tiempo y en un pequeño grupo de pacientes puede evolucionar hasta padecer apnea obstructiva franca durante el sueño.

Sabemos bien que la fisiopatología del ronquido y de la apnea es similar, y solo difieren en intensidad. Estos pacientes tienen una vía bucofaríngea estrecha con un largo paladar blando y una úvula (campanilla) también alargada, además de grandes pilares amigdalares. Estas anomalías se aplican en la inmensa mayoría de los roncadores. Durante el sueño estos pacientes tienen disminución del tono muscular que sostiene las vías aéreas. Al inspirar, el paladar cae simultáneamente hacia atrás y hacia abajo, con colapso medial de las paredes faringeas laterales.

Estos síntomas aumentan por acción del alcohol e hipnóticos, tranquilizantes y antihistamínicos los cuales durante el sueño disminuyen la tonicidad muscular.

Los roncadores están acompañado de una cantidad de síntomas que se asocian con la disminución de la longevidad, incluyendo hipoventilación alveolar, obesidad, hipertensión, y anomalías en los ECG (electrocardiograma).

El tratamiento para esta patología es el tratamiento quirúrgico, con el cual se logra suprimir o disminuir considerablemente el ronquido y como beneficio secundario un número importante de pacientes que antes de la cirugía eran obesos, después de la intervención logran perder peso, además de la normalización de la presión en pacientes con hipertensión leve.

2011 / marcemira.com